Cómo Aplicar un Exfoliante Paso a Paso

La exfoliación es un tratamiento que se hace cada mes, y no semanalmente, porque se corre el riesgo de abrir los poros y que broten granitos. Ya sea casera o cosmética, la aplicación de un exfoliante tiene pasos, en esta sección les explicaremos cómo aplicar un exfoliante:

 

Limpiar el rostroLimpiar el rostro

Quitar todo resto de maquillaje o suciedad en el rostro, de preferencia con agua tibia para abrir los poros. Si deseamos que la exfoliación sea más profunda, podemos reposar nuestro rostro sobre el vapor de agua caliente.

 

 

 

 

ExfoliacionExfoliación

Con el rostro seco o húmedo, pasar el exfoliante, empezando por la frente, la nariz, las mejillas y terminar en el mentón. Todo esto con masajes circulares. Recuerda usar la yema de los dedos para pasar el exfoliante, realizando una leve presión a la vez. No pasar por el contorno de los ojos ya que es una zona muy delicada que no necesita exfoliación. Luego, si tu tipo de exfoliante lo permite, pasar una brocha o esponja para generar la estimulación sanguínea y remover las células muertas de la piel. El cepillo o brocha limpia mucho mejor que los dedos. Si tu exfoliante se seca, puedes echar chorros de agua para humedecer y seguir removiendo. No existe un tiempo determinado para la exfoliación, hazlo hasta que veas que has removida la cantidad suficiente de impurezas.

 
 

HidratacionHidratación

Al finalizar el tratamiento, humedece tu piel con abundante agua fría, para que se abran los poros y la piel se renueve.

 

 

 

 

 

secar rostroSecar Rostro
Luego de habernos enjugado nuestro cutis debemos de secarlo cuidadosamente, sin ser muy agresivo, no frotar. Finalmente, aplicar un tónico o crema hidratante sobre la piel.

 

 

 

 

 

 

Importante:

  • Es recomendable aplicar un exfoliante corporal mientras tomamos una ducha.
  • Frotar el cuerpo, haciendo una leve presión con nuestras manos, y subir, poco a poco, lo masajes hacia el corazón.
  • Usar una esponja o manopla, para frotar el cuerpo, en especial los codos, hombros, rodillas, piernas, brazos y muslos. 
  • Utilizar piedras pómez para las planta de los pies y las partes más secas del cuerpo, esto relaja y estimula la circulación.
  • Pasar el exfoliante sobre la piel húmeda para que las impurezas se eliminen fácilmente.
comments powered by Disqus