Todo sobre Exfoliantes

¿Qué son los Exfoliantes?

Los exfoliantes son productos cosméticos que sirven para limpiar y liberar las impurezas del rostro o cuerpo en profundidad. Aporta distintos beneficios como suavidad, limpieza y rejuvenecimiento del rostro a medida que se aplican. Además regenera la piel, librándola de células muertas para dar paso a su renovación. La piel necesita de una aseo profundo para estimular la circulación sanguínea, renovación y esto se consigue a través de la exfoliación. 

Es imprescindible usar exfoliante con regularidad a partir de los 30 años, aproximadamente cada 7 o 10 días, ya que estimula el rejuvenecimiento facial, sobretodo en el etapa de la menopausia. Las personas más jóvenes también pueden aplicarse, pero no seguido ya que puede resecar y maltratar la piel. Los ingredientes naturales que se usan para la exfoliación son algas, esencias, aceites de almendra o girasol, extractos limpiadores y minerales.
 

Beneficios de los Exfoliantes

Los beneficios de los exfoliantes pueden variar en tipos de exfoliantes, si es para los pies, el cuerpo o el rostro.Pero generalmente brinda los siguientes beneficios:

  • Elimina células muertas: Favorece la piel del cuerpo para mantenerla suave y cuidada, con un aspecto sano. Además, promueve la renovación de las células. En el caso de los pies, ayuda a eliminar la dureza de la planta y saca las descamaciones que se producen con el tiempoy hace que tengamos malos olores.
     
  • Activa la circulación sanguínea: Los masajes que hacemos al momento de aplicarnos los exfoliantes, activan la circulación de la sangre y los líquidos internos, favoreciendo la eliminación y remoción de las impurezas y las imperfecciones como la celulitis y demás toxinas que produce el cuerpo.
     
  • Combate la celulitis: Los exfoliantes ayudan a reducir, de forma gradual, la desagradable piel de naranja que se localiza en las pierna o el vientre. Con la ayuda de una crema reductora, podemos eliminar grasa al realizar diversos tratamientos anticeluliticos. Al eliminar la capa de células muertas, permite la oxigenación de los poros y de las nuevas células para proporcionar un piel suave.
     
  • Aclara los rostros: La exfoliación devuelve el color natural de la piel, eliminando impurezas de la piel.
     
  • Destapa los poros de una piel acneica: Elimina las células muertas de una piel grasosa o propensa a sufrir de acné. El exfoliante elimina el exceso de sebo en el rostro.
     
  • Tonifica la piel seca: La piel seca se caracteriza por una falta de líquidos; el exfoliante, debido a sus masajes y componentes minerales,  permite la repartición de los líquidos en todo el rostro para proveer de humectación natural a la piel.

 

Tipos de Exfoliantes

Existen 4 tipos de exfoliantes y cada una actúa según sus propiedades y componentes minerales y para cada tipo de piel.

  • Exfoliantes mecánicos: Son mascarillas que actúan como limpiador de la piel y no poseen muchos gránulos, dependiendo de los compuestos, estas serán más o menos duras. Entre sus componentes más suaves está la sal marina, la cual se combina con aceites esenciales por lo que es ideal para zonas del cuerpo más o menos extensas, como la espalda. Masajear este exfoliantes con un poco de agua para esparcir por todas las zonas del cuerpo, insistir en lugares como codos, rodillas y pies. Los extractos naturales que se usan para este exfoliantes son melocotón, bambú y nueces. Los elementos abrasivos que se usan son las sales, carbonato cálcico, micro-cristales y polvo de oro. En él se usan esponjas o toallas para la remoción de células muertas.
     
  • Exfoliantes enzimáticos: Son exfoliantes tipo mascarillas y cremas, no contienen gránulos, por lo tanto su textura es muy suave. Su objetivo es humedecer la piel, por lo que lo hace un producto excelente para pieles sensibles. Se usan compuestos naturales como la papaya, higo o piña. Su forma de aplicación es echar un poco sobre la piel, masajear la crema y dejar actuar por uno minutos; finalmente enjuagar. Dejará una piel más lisa y limpia.
     
  • Exfoliantes químicos: Este tipo de exfoliante suele ser un poco agresivo por los productos químicos que se utilizan. Están indicadas para pieles más envejecidas  y escamosas, que necesita de un tratamiento más intenso para eliminar las células muertas. Su contenido es rico en ácidos frutales, ácidos lácticos, cítricos, hidroxiácidos, salicílico, fenol, ácido retinoico y vitamina A.  Este productos se puede usar como tratamiento antiarrugas, la cual actúa eliminando las capas más superficiales del rostro. Lo malo de este tratamiento es que produce hipersensibilidad solar. Se recomienda la supervisión de un especialista o dermatólogo para aplicar este exfoliante.
     
  • Gommage: Su textura es granulosa, este producto arrastra las células muertas de la superficie de la piel. Es un poco pegajosa, por lo que al eliminarse arrastra toda las impurezas de la piel. Contiene minerales que friccionan, y al masajear levanten las células muertas y las retiran de la piel. Su aplicación es sobre piel húmeda.
comments powered by Disqus